La inteligencia artificial aplicada en las compañías es una de las oportunidades para afrontar los nuevos retos comerciales y de operación de estas.